Hoy queremos presentarles el nuevo trabajo discográfico del trío austro-británico THE MUTE GODS, el tercero de su discografía, publicado bajo el título “Atheists And Believers” y con el respaldo del sello InsideOut Music en colaboración con Sony Music.

 

La pieza sonora se ha dispuesto al público en dos formatos: CD y vinilo. Este colectivo está conformado por unas luminarias con nombre propio en diversas áreas del rock y el pop: Nick Beggs [bajos, Chapman Stick, guitarra, teclados, percusión, voz], Roger King [teclados, guitarra, coros] y Marco Minnemann [batería, xilófono, efectos, guitarra].

Esporádicamente, el trío contó con las colaboraciones especiales de Alex Lifeson [guitarras eléctrica y acústica de 12 cuerdas, mandolina], Craig Blundell [batería], Rob Townsend [saxofón soprano, flauta, clarinete bajo] y Lula Beggs [coros].

Para ser más específicos, Beggs lidera este proyecto no solo por razones estrictamente musicales sino también como un vehículo para exponer sus posiciones existencialistas y humanistas en torno al ateísmo que él profesa combativamente, alzando su voz contra la religión institucionalizada, el caos político mundial y las mil y una incertidumbres inherentes a la condición humana.

* Beggs, quien por varios años de su juventud era un ferviente cristiano, descubrió en sí mismo que el motor de su fe radicaba en el miedo, el prejuicio y la sumisión a un esquema vivencial que cada día él sentía más tenue e improbable, por lo que no solo se volvió ateo sino que hizo de su nueva posición existencial una de sus principales fuentes de inspiración.

De hecho, él siente que hay mucho odio implícito en el subsuelo de los mensajes de amor y sumisión de las religiones, en general. El proselitismo ateo y antirreligioso está presente en varias canciones de los dos discos precedentes de THE MUTE GODS, “Do Nothing Till You Hear From Me” (2016) y “Tardigrades Will Inherit The Earth” (2017), y el nuevo disco “Atheists And Believers” no es la excepción en lo relativo al manejo de esta temática.